This content is protected, please and enroll course to view this content!

12 thoughts on “3/13 BINOMIOS CON OBJETOS RECUPERADOS. Un ejemplo

  • July 16, 2020 at 9:17 pm
    Permalink

    Irene, quería hacerte dos consultas técnicas: cómo limpias las hueveras (nunca las uso porque me parece que nunca van a quedar lo suficientemente limpias) y si se pueden pintar los corchos de plástico

    • July 18, 2020 at 3:47 pm
      Permalink

      Las hueveras en España están bastante limpias. Nosotros no las limpiamos, simplemente las almacenamos un tiempo y luego las usamos normalmente como cualquier otro objeto. Yo propongo a l@s niñ@s (y a partir de ahora será aún mucho más necesario por las circunstancias de la pandemia) a lavarse las manos al final de la sesión.
      Los corchos se pintan mejor si son de corcho. Si son más de tipo plástico se pueden pintar tb por supuesto pero hay que ver el tipo de pintura. Yo suelo usar acrílico y también suele funcionar sobre corchos menos porosos, pero tiene menor durabilidad porque la pintura se levanta más fácilmente que sobre material poroso como corcho.

  • July 16, 2020 at 9:25 pm
    Permalink

    Me parece muy interesante el concepto que usás de “catálogo” y cómo lo vinculás con el rol docente, que “nuestro rol no es jugar, sino facilitar el juego”. Lo vinculo con algunas consignas que a veces se dan también en las clases de arte, y la consigna ya tiene incluida la resolución de la misma consigna. E incluso puede ser que se trate de consignas que al inicio son interesantes, pero que se ven neutralizadas por estos agregados. Por ejemplo, “a partir de estas telas traslúcidas, armar una composición en el piso, y jugar a que son el mar, y sonorizar la experiencia”. Se incluye en la consiga el modo en que nosotros la hubiéramos resuelto, si nos hubieran dado una montaña de telas traslúcidas.

    • July 18, 2020 at 3:43 pm
      Permalink

      Sí, recuerdo que ya hablábamos de este tema en el curso de introducción en relación de los condicionantes creativos. En un momento y contexto de exploración concreto puede ser de ayuda el introducción directrices de juego, pero hay que tener mucho cuidado con ello porque heredamos un sistema educativo que está excesivamente basado en dirigir y limitar muy rápidamente las posibles exploraciones, perdiendo también otras muchas oportunidades que podrían ser más interesantes porque surgen del interés de l@s niñ@s y en las que nosotr@s no necesariamente habríamos pensado. Desde la óptica de las Composiciones Efímeras se procura precisamente el no introducir demasiadas consignas, en particular verbales, porque se entiende que es el diseño del espacio el que ya propone. “Nosotros proponemos y ellos disponen” suele decir Javier Abad. Para poder facilitar el juego, nosotros estamos en un rol de observación activa, de documentación, de análisis. Ello da mucha mayor libertad al niñ@ para mostrarse, para diferenciarse, para explorar desde sus necesidades. Y desde ahí es desde el lugar donde nosotros podemos intervenir. Es un lugar completamente diferente al que surge cuando nosotr@s dirigimos una dinámica, aunque esta sea abierta. Ese tipo de dinámicas más temáticas de exploración abierta es algo en lo que yo he trabajado durante años desde la disciplina musical. Pueden ser perfectamente complementarias o incluso integrarse en un momento dado con este tipo de exploraciones más desde el espacio. Yo entremezclo todo este tipo de experiencias, algunas generadas desde la acción, otras desde la composición. En este caso en este curso nos centramos en el enfoque concreto de la composición como punto de partida de la exploración.

  • July 16, 2020 at 9:30 pm
    Permalink

    También me parece interesante la diferenciación que hacés entre educador que toma como herramientas recursos del mundo del arte y el artista, y lo diferentes que son los propósitos de uno y otro. Muchas veces se considera que un gran artista puede ser un educador, y sabemos que esto no necesariamente es así.

  • October 4, 2020 at 11:59 am
    Permalink

    Me ha encantado este apartado! Precisamente creo que en mi cabeza tenía la idea contraria, es decir, que si pensaba en un material como tema de una sesión, veía interesante presentarlo de diferentes maneras para intentar abrir más opciones de juego… Ahora que escucho tu explicación es como si no confiara en la imaginación de los peques o tuviese prisa por que descubran el pastel. Súper en contra esto de lo que supuestamente me interesa del juego. Vamos, que voy a trabajarme el TOC para las próximas sesiones, jeje.

    • October 6, 2020 at 10:08 am
      Permalink

      Son diferentes formas de plantearlo, desde el punto de vista tanto compositivo como pedagógico, nosotros creemos en este intento de neutralidad que genera una imagen más limpia y también invita a una exploración más abiertas. En todo caso, los condicionamientos también existen.

  • October 4, 2020 at 4:50 pm
    Permalink

    Irene! Me ha encantado, me estoy poniendo las pilas! No se me había ocurrido cortar las puntas de las hueveras…

  • December 22, 2020 at 10:46 am
    Permalink

    Se me genera aquí un debate y no acabo de ver claro esto del catálogo. Yo a veces presento composiciones siguiendo estos criterios que cuentas, lo más neutras posibles, sin adelantar ni condicionar acciones. Pero otras veces también me parece interesante, rico y necesario todo lo contrario. Por ejemplo:
    – Cuando un material se vicia y deja de tener interés porqué se propaga una única forma de jugar (se produce imitación en el grupo y, por ejemplo, solo juegan a poner los tapones dentro de la hueveras y cuando están todas llenas, se acaba el juego)
    – Cuando quiero trabajar una acción en concreto y, por tanto, es la que provoco
    – Cuando quiero que lxs niñxs puedan elegir la acción que más les motive o les inspire o les provoque
    ¿No forma parte también de nuestro rol docente ofrecer distintos recursos, distintos caminos, distintas opciones y no solo acompañar y que se produzcan de forma natural? Para mi provocar también consiste en eso. Yo pienso que también es competencia nuestra llevar al aula escenas o intereses que nunca se producirían de forma natural. De hecho, muchas de las modificaciones que hacemos de los objetos, serían un ejemplo, o cuando amplificamos una acción de algún niño y la presentamos a los demás. ¿No estamos condicionando igualmente? ¿Por qué no sería válido un condicionamento hecho desde el docente? (siempre y cuando se base en las observaciones, los intereses de lxs niñxs y sea justificada pedagógicamente, claro).
    No sé si me explico…

    • December 24, 2020 at 4:58 pm
      Permalink

      Estoy de acuerdo. Las herramientas sirven para tenerlas y luego trasgredirlas cuando lo necesitamos. Nosotros somos los primeros en hacerlos y también hacemos composiciones con muchos tipos de objetos. Ahora bien, estamos empezando a diseñar y empezamos de manera sencilla, intentando evitar el batiburrillo y la acumulación, que están tan arraigadas en el mundo escolar. Me parece interesante probar con relaciones sencillas, abiertas, lo más puras posibles. Si propongo esas “reglas del juego” no es porque no se pueda hacer de otra manera, es porque a lo largo de estos últimos años he acompañado en formaciones presenciales a much@s cientos de maestr@s y sistemáticamente existe esa tendencia al exceso, a poner de más, a querer entremezclar demasiados conceptos en la misma propuesta. En el camino añadimos ruido, se resta claridad a la propuesta, se genera más caos y se exploran menos el potencial de los materiales. La propuesta es volver a lo sencillo, eso de “menos es más”. Los beneficios en el trabajo en general son indudables desde muchos puntos de vista, también ampliar el espacio de posibilidad porque precisamente se amplían y se da más recorrido a esas “narrativas” que te interesaban. Sin embargo yo insisto siempre en evitar dogmatismos. En diseño y en pedagogía los marcos son bienvenidos, pero cuando cualquier estrategia se vuelve una norma inquebrantable se convierte en un problema.

  • December 29, 2020 at 7:55 pm
    Permalink

    Esta propuesta me ha gustado mucho, por como comentabas que es rápida para realizar en clase con los pequeños y por las opciones de juego que dan. Me ha gustado la idea de cortarle y reutilizar esos pequeños conos que sobresalen.
    En alguna ocasión también he pintado las hueveras de un mismo color (como el ejemplo de los corchos) para los niños es muy divertido.

  • May 21, 2021 at 12:20 pm
    Permalink

    ¿Qué pintura utilizáis? me parece muy interesante el recorrido, afortunadamente en la mente de un niñx hay menos límites que en la nuestra ya condicionada, es necesario abrirnos a las posibilidades para poder generarlas. Me llamaba la atención en tus imágenes se observan adultos interviniendo sobre los objetos, ¿utilizáis el modelado?, entiendo que esto influye sobre esa exploración espontánea.
    Creo que a veces que el adulto tenga demasiado dibujado el recorrido con los materiales en su cabeza, puede condicionar el desarrollo, siento que el interés por mostrar un resultado nos hace perder el foco sobre lo importante, que para mí es el proceso.

Leave a Reply

4 thoughts on “COMPOSICIONES EFÍMERAS (I)

  • June 3, 2020 at 9:00 pm
    Permalink

    Deseando que empieces a subir los contenidos y aprender con vosotros. Comparto vuestra premisa de reimaginar los espacios pedagógicos y creo que es un planteamiento necesario para la infancia, más con toda la revolución que ha venido a proponer la crisis del covid. Reflexionar sobre el tipo de educación de nuestros hijos y ofrecer espacios para el encuentro y el debate es sustantivo.
    Hay propuestas fantásticas que conocía y que me ha encantado encontrar aquí. Como La Mona Chita de Vigo. O Pequenautas. El tema de la música que se entremezcla en muchos proyectos educativos. El legado de Loris Malaguzzi contextualizado en el marco del diseño y el arte contemporáneo. Todo muy emocionante. Muy coherente. Y sobre todo con una mirada de respeto a la infancia.
    Estar en este curso me reafirma en mi proyecto y me estás ayudando a organizar las ideas. Con muchas ganas de meternos en faena. Gracias Irene.

  • October 7, 2020 at 10:34 pm
    Permalink

    Realmente interesante, estoy esperando poder hacer este curso. Vine de otro curso en donde aprendí que los mapas mentales son realmente importantes para poder enseñar y verdaderamente llegar a otro nivel de comprensión de un concepto. Mediante un gráfico todo se hace más interesante y no solo eso sino que también se entiende mejor, creando enlaces de conceptos y vinculos entre ideas que de otra forma seria imposible entenderlos.. les dejo un artículo muy interesante que amplió mucho mi concepción de los mapas mentales.. https://www.elorganizadorgrafico.com/que-es-un-mapa-mental/

    Creo que viene muy bien con el tema en cuestión ya que es muy importante mezclar este formato y maximizar las posibilidades de enseñar.

    Gracias ademas por todo el material!

  • January 26, 2021 at 10:38 pm
    Permalink

    Se dice de Diana que es la escuela que no parece una escuela.
    De la misma manera que ese pequeño lugar, situado en medio de un parque en la ciudad de Reggio Emilia y rodeado de impresionantes árboles, ilumina el camino de muchos en la búsqueda de una excelencia educativa, cabe, igualmente, mencionar que en ese tránsito hacia una escuela soñada entren de lleno propuestas como las que nos acerca Createctura con sus Composiciones efímeras.
    Durante el desarrollo del curso uno va destapando originales e interesantes ideas que invitan a repensar la escuela partiendo por la mitad la rigidez del aula para abrirla a la imaginación.
    Con una mirada disruptiva y una obsesión por darle una redondez casi perfecta a cada apartado del curso, Irene Fernández nos regala una asombrosa fuente de recursos: materiales, variados puntos de partida, referencias artísticas, planificación de espacios, encuentros pensados para el networking con interesantes maestras y profesionales que comparten en red sus investigaciones y exploraciones e invitan a la participación.
    Habría que sumarle a todo lo anterior un claro compromiso por la sostenibilidad y uso responsable de los materiales y objetos.
    Así pues, por sus multiversos, binomios, triadas, fractales, nidos, intinerancias, multipropuestas y micropropuestas, lienzos, variaciones, y por muchas cosas más podría ser ésta…esa formación que no parece una formación.

    • February 12, 2021 at 3:27 pm
      Permalink

      Muchas gracias por tus palabras Gabriel. 🙂

Comments are closed.